• Durante el pasado 2011, casi 200 talleres mecánicos ubicados en la provincia de Madrid, tuvieron que cesar su actividad y cerrar las puertas al público.

Las cifras manejadas en los talleres de la capital española arrojan un resultado preocupante para la seguridad vial: los conductores y propietarios de vehículos han decidido practicar el ahorro a costa de sus propios coches. Desde la Asociación de Talleres de Madrid, ASETRA, estiman que las pérdidas de ingresos en sus establecimientos asociados son, cuanto menos, notables, ya que los beneficios se han visto muy reducidos durante los últimos meses.

¿Esta situación se relaciona de alguna forma con la falta de lluvias en el país?

Lamentablemente sí. La falta de lluvias durante el primer trimestre del año ha coincidido con el periodo de pérdidas en los talleres madrileños, pues en ocasiones es un factor determinante según la época del año en la que nos encontremos. Desde ASETRA aseguran que durante los días posteriores a jornadas lluviosas, la facturación llega a incrementarse entre un 15% y un 20%.

Los talleres de chapa y pintura, es decir aquellos que centran su actividad en la reparación de la pintura y carrocería del automóvil, son los más afectados ya que principalmente reparan vehículos que cuentan con un seguro a todo riesgo que cubre los daños o cuando la compañía de seguros de la parte contraria que ha provocado el siniestro, se hace cargo de la reparación por su responsabilidad en una póliza a terceros.

De lo contrario, los clientes que acuden por su cuenta a un taller de estas características cada vez son menos y cuando lo hacen su presupuesto para la reparación casi nunca llega a los 1.000 €, pues si excede esa cantidad generalmente no terminan realizando el arreglo.

Esta situación es un tanto chocante si tenemos en cuenta el siguiente dato proporcionado por la Asociación Empresarial del Seguro (UNESPA):

–          “En Madrid se produce un accidente, que precisa de una reparación de chapa y pintura, cada 2 minutos”

¿Cuántos talleres han tenido que cerrar por la crisis?

Según ASETRA, la actividad de los talleres en la Comunidad de Madrid registró un descenso del 5% durante el pasado 2011. Esto se tradujo en el cierre y cese de actividad de aproximadamente 200 talleres.

Además los talleres madrileños durante el 2011 tuvieron que enviar a los desguaces de Madrid 200 vehículos que habían sido abandonados en sus instalaciones. Esto provoco pérdidas a los establecimientos que rondan los 350.000 €, con el impacto económico que conlleva esta situación.

¿Qué opinas de todo esto? ¿Se te ocurre alguna medida que sirva para incentivar las órdenes de trabajo en los talleres? ¡Déjanos tu comentario!

Vía @ Qué.es