Entradas mensuales de enero2016

Los 10 coches más cinematográficos de la historia

Los 10 coches más cinematográficos de la historia

Como bien sabemos, el coche ha sido uno de los grandes protagonistas en la industria cinematográfica. Es más, ciertos modelos han llegado a reunir apariciones en miles de películas y en ocasiones incluso los desguaces de coches han sido un perfecto escenario dónde desarrollarlas.

Así pues, vamos a compartir con vosotros el ranking de los 10 coches más cinematográficos de la historia y el cual se ha elaborado a partir de la base de datos online de Internet Movie Cars Database (IMCDb), que recoge estadísticas sobre la marca, el modelo y hasta el número de chasis de cada uno de los coches que ha aparecido en alguna película.

La gran mayoría de los coches de esta lista como podréis ver son coches norteamericanos. No obstante, comencemos con el ranking:

1.- Ford Crown Victoria

Imagen de un Ford Crow

Fotograma de la película La Casa (2003)

El Ford Crown Victoria ha llegado a aparecer hasta en 2.431 películas.

2.- Ford Mustang

Ford Mustang

Fotograma de la película Scary Movie 4 (2006)

El Ford Mustang ha podido ser visto hasta en un total de 1.497 películas.

3.- Cheverolet Impala

Chevrolet Impala de la película de Cars 2

Fotograma de la película de animación Cars 2 (2011)

Este flamante Cheverolet Impala ha aparecido en 1.332 películas

4.- Ford Econoline

Furgoneta Ford Econoline

Fotograma de la película Scream 3 (2000)

La furgoneta Ford con la denominación Econoline ha estado presente en 1.294 películas.

5.- Cheverolet Caprice

Chevrolet

Fotograma de la película Fast & Furius (A todo Gas) 2009

Este clásico Cheverolet Caprice se ha llegado a contemplar hasta en 1.209 películas.

6.- Mercedes Benz Clase S

Mercedes Benz Clase S

Fotograma de la película Asesinos de élite (2011)

Esta serie de la marca Mercedes Benz ha llegado a aparecer hasta en 1.100 películas.

7.- Lincoln Town Car Streched Limousine

Limusina de la película Monstruos contra Alienígenas

Fotograma de la película de animación Monstruos contra Alienígenas (2009)

Esta clásica limusina ha sido vista en un total de 928 películas.

8.- Ford Transit

Furgoneta Ford Transit

Fotograma de la película Asesinos de élite (2011)

Una de las furgonetas más conocidas de Ford, la Transit, ha llegado a estar presente en 869 películas.

9.- Lincoln Town Car

Lincoln Town Car destrozado

Fotograma de la película 2 Fast 2 Furious

Este clásico de la marca también perteneciente al grupo Ford Motor Company, se ha visto en 818 películas.

10.- Ford F-Series

Furgoneta Ford F-Series

Fotograma de la película Spiderman 3

Esta clásica camioneta de Ford, ha estado presente en 733 películas.

Habréis podido comprobar que la palma en este ranking se la lleva por goleada la marca Ford, pues cuenta con 5 de sus modelos ocupando diversos puestos en la lista de los 10 coches más cinematográficos de la historia.

¿Recuerdas haber visto cualquiera de estos coches en alguna película? En caso afirmativo ¿en qué película aparecían? ¡Déjanos tu comentario!

Vía @ ElEconomista – Imágenes @ Internet Movie Cars Database (IMCDb) (Las imágenes han sido obtenidas de las películas y son propiedad de sus respectivas compañías cinematográficas)

Concurso-documental dónde se desguazan coches usados para venderlos por piezas

Concurso-documental dónde se desguazan coches usados para venderlos por piezas

National Geographic emite, desde el pasado 12 de noviembre, los lunes un concurso-documental en la que los equipos recorrerán el Reino Unido a la busca y captura de los mejores coches de segunda mano para después desmontarlos y venderlos por piezas, se llama Strippers: Ases del desguace.

¿En qué consiste el concurso?

Este nuevo concurso-documental crea una competición entre dos equipos, especialistas en coches, en la que cada uno ellos cuenta con un total de 3.000 libras y 72 horas para adquirir un determinado modelo de coche, desguazarlo y vender las piezas como recambios de segunda mano.

El equipo ganador es el que mayor rentabilidad obtiene vendiendo las piezas como si de un desguace se tratase, por lo que tienen que ser rápidos y contar con habilidades comerciales que les permita vender la chatarra al mejor postor.

A continuación os dejamos las imágenes y un breve resumen de algunos de los capítulos ya emitidos de Strippers: Ases del desguace.

Larga vida al 4×4: capítulo número 4.

El objetivo de cada uno de los dos equipos en esta ocasión, es hacerse con un icono del 4×4. Si antes los todoterrenos se utilizaban sobre todo para aventuras por caminos difíciles, hoy en día ya es habitual verlos por las calles de cualquier ciudad, por lo que no debería ser un inconveniente el encontrar un comprador para los repuestos de segunda mano.

capitulo 4 ases del desguace

Guerreros de fin de semana: capítulo número 7.

En este capítulo los equipos “desguace” tendrán que conseguir unos coches muy especiales que casualmente solemos asociar al tiempo libre y al ocio. Hablamos de autocaravanas, buggies, beetles y otros modelos de coche menos usuales.

capitulo 7 ases del desguace

Clásicos americanos: capítulo número 10.

En esta ocasión los dos equipos tendrán que tratar de hacerse con un coche clásico a un precio razonable para poder desguazarlos y venderlos por piezas.

capitulo 10 ases del desguace

¿Conocías este concurso-documental de National Geographic? ¿Has desguazado tu mismo alguna vez un coche para después venderlo por piezas? ¡Déjanos tus comentarios!

Vía @ National Geographic Channel

Las lunas del coche: un elemento frágil y 100% reciclable

Las lunas del coche: un elemento frágil y 100% reciclable

Un vehículo está totalmente rodeado de agentes que pueden dañarlo. Sin embargo, hay partes del automóvil que están mejor protegidas que otras, como el motor, el salpicadero, y un largo etcétera.

Por el contrario, los componentes que se encuentran en el exterior, bien sea en contacto con el asfalto o sin él, están mucho más expuestos a posibles averías o daños y, sin duda, uno de los más frágiles son las lunas de los vehículos, pese a que con el paso del tiempo han dejado atrás la debilidad característica de los cristales, siguen siendo un blanco fácil frente a pequeñas piedras que, con el paso de los coches, salen proyectadas y pueden causar fisuras o roturas en ellos.

Afortunadamente, y al igual que con el resto de componentes de los coches, los cristales de los vehículos pueden ser reparados sin un coste demasiado elevado siempre y cuando no estén del todo fragmentados, en cuyo caso habría que proceder a su reemplazo.

Las lunas o cristales del coche también son uno de los recambios reciclables al 100%. Este es uno de los buenos motivos por los que resulta imprescindible entregar los vehículos que han alcanzado el final de su vida útil en un desguace. Pero ahora no vamos a tratar este tema, a continuación os explicamos cómo reparar o sustituir las lunas adecuadamente.

El proceso de reparación de una fisura en el cristal es simple, pero debe ser llevado a cabo por un especialista en un taller preparado y especializado en sustitución y reparación de lunas del automóvil.

El procedimiento comienza con la limpieza del interior de la fisura, ya que con la lluvia o simplemente con el aire, se introducen en ella pequeñas moléculas de suciedad que harían imposible su reparación. Una vez limpio el hueco, se trata de dejarlo al vacío para, a través de una bomba, inyectar en él la resina de vidrio que irá rellenándolo poco a poco.

En ocasiones, si la resina no se introduce correctamente se aplica calor al vidrio para que se dilate y así facilitar el proceso. Cuando el hueco está rellenado con la resina de vidrio, se coloca sobre él una pegatina para que no se derrame y para que adquiera la forma de la luna. Posteriormente, se coloca sobre ella una lámpara de luz ultravioleta para que se seque con rapidez. Con este sencillo método, ya se tendría el cristal reparado.

Sin embargo, este proceso no es infalible, y existe una mínima posibilidad de reventar el cristal mientras se realiza la reparación. Otro inconveniente es que, si la fisura es superior al tamaño de una moneda de cincuenta céntimos, no existe reparación posible.

Además existe la desventaja estética de que la resina de vidrio es transparente, por lo que si los cristales tienen un color o son tintados, el procedimiento sería mucho más complejo y por tanto, costoso.

Gracias a la rapidez y al buen resultado de la reparación de las lunas de los vehículos, cada vez son más los conductores que optamos por este método frente a la sustitución completa de los cristales, ya que en muchas ocasiones al colocar una nueva luna ésta queda mal sellada y eso puede provocar problemas en el futuro, mientras que la reparación aparte de estar garantizada, no tiene estos inconvenientes.

También, cabe destacar el aspecto económico, donde la reparación de los cristales gana por goleada a la sustitución, y eso es un aspecto muy a tener en cuenta, ya que el precio es notablemente inferior, mientras que la calidad y la seguridad llega a ser incluso superior.

A pesar de la efectividad de la reparación de los cristales de los vehículos, es obvio que la mejor medida para evitar el desgaste de las lunas es la prevención, o lo que es lo mismo, mantener la distancia de seguridad con el vehículo que nos preceda para que así no nos alcance la gravilla que desprenden sus ruedas y, de este modo, no tengamos ningún problema de este tipo.

¿Has sufrido alguna fisura o rotura total en alguna de las lunas de tu coche? En el caso de fisuras ¿has optado por la reparación o por la sustitución? ¡Coméntanos tu experiencia!